top of page
  • Foto del escritorMartin J.

El Dilema de la Innovación en las Empresas Incumbentes - Por Maria De Gonzalo


Introducción

 

La innovación es un factor crucial para el éxito sostenido de las empresas en un entorno empresarial dinámico y competitivo. Sin embargo, las empresas incumbentes a menudo enfrentan un dilema al tratar de innovar mientras mantienen su posición en el mercado. Este artículo de investigación analiza el dilema de la innovación en las empresas incumbentes, utilizando las teorías del profesor Clayton Christensen como marco conceptual.

 

Marco Teórico: La Teoría de la Innovación Disruptiva

 

El profesor Clayton Christensen es conocido por su teoría de la innovación disruptiva, que describe cómo las empresas pueden ser desplazadas por competidores que introducen soluciones más simples, más convenientes o más económicas en un mercado establecido. Según Christensen, las empresas incumbentes a menudo se centran en satisfacer las demandas de sus clientes existentes y en mejorar sus productos o servicios actuales, con un alto nivel de sofisticación e inversión en toda la cadena de valor. Sin embargo, esta atención excesiva a las necesidades de los clientes existentes de alto valor puede hacer que las empresas pasen por alto las oportunidades de mercado emergentes que podrían amenazar su posición dominante. Estas oportunidades se producen porque existen clientes sobre atendidos o infra atendidos, que estarían dispuestos a utilizar otros productos que resolvieran también sus necesidades pero de una forma menos sofisticada. Es lo que se conoce como Good Enough. Un ejemplo claro es la disrupción de los neobancos en la industria financiera, que basan su oferta en una infraestructura digital, mucho menos costosa que la infraestructura de oficinas de los bancos incumbentes. La realidad es que la mayor parte de los clientes actuales de la banca tratan de evitar acudir a las sucursales en la medida de los posible, por lo que la alternativa digital resulta más que suficiente para cubrir las necesidades de sus clientes. Es por tanto Good Enough. Sin embargo, para los bancos incumbentes resulta muy costoso eliminar las infraestructuras en las que llevan tantas décadas invirtiendo.

 

La disrupción o innovación disruptiva es aquella que cambia la forma de resolver las necesidades de los clientes para atenderles de una forma Good Enough, es decir, probablemente menos sofisticada, tratando de atender a los clientes sobre atendidos. Después, irán subiendo en la cadena de valor de forma que se rompa el status quo. La innovación sostenible es aquella que deben acometer los incumbentes para “salvarse” de esa disrupción.

 

El Dilema de las Empresas Incumbentes

 

El dilema de la innovación en las empresas incumbentes radica en la dificultad de equilibrar la optimización de los productos existentes con la exploración de nuevas oportunidades de mercado. En su afán por mantenerse competitivas, estas empresas a menudo invierten recursos significativos en la mejora continua de sus productos o servicios actuales. Sin embargo, esta estrategia de "innovación sostenible" puede ser insuficiente para enfrentar las disrupciones que surgen de nuevas tecnologías, modelos de negocio o segmentos de mercado. Por eso, la innovación sostenible tiene que ser más profunda en la empresa.

Existen cuatro pilares sobre los que se sustentan las empresas maduras:

-              Recursos: me refiero a los empleados, tecnología, marcas, diseño,  canales, relaciones con clientes, etc.

-              Procesos: las empresas tiene sus procesos de toma de decisiones, procedimiento, protocolos… cuanto más maduras, más procesos tienen.

-              Valores: valores no son lo que escribimos en la pared, valores son lo que la empresa considera que está bien o incluso es aceptable. El conjunto de procesos y valores es lo que da lugar a la cultura, tan importante en estos momentos de cambio.

-              Estructura y equipo: la empresa puede tener una estructura muy centralizada, en silos, ágil…

Todos estos pilares son los que nos van a llevar a saber si una empresa está preparada y es capaz de afrontar una innovación y lo más importante: cómo. P

 

Porque para ser eficientes en este tipo de retos, hay que responder a preguntas como: ¿mi empresa acepta que un proyecto nuevo haga que peligre mi margen durante varios periodos? Estas cuestiones harán que tomemos decisiones acertadas y eficientes a la hora de realizar innovaciones que nos hagan “salvarnos” de la disrupción de nuevos entrantes.


Ejemplo Práctico: La Industria de los Teléfonos Móviles

 

Un ejemplo emblemático del dilema de la innovación en las empresas incumbentes es la industria de los teléfonos móviles. Durante décadas, los líderes del mercado como Nokia y Motorola dominaron la industria con sus dispositivos tradicionales. Sin embargo, cuando Apple introdujo el iPhone en 2007, revolucionó el mercado con su enfoque disruptivo en la experiencia del usuario y el ecosistema de aplicaciones.

 

Nokia y Motorola, en lugar de adoptar rápidamente esta nueva forma de pensar, se aferraron a sus modelos de negocio existentes y subestimaron la amenaza del iPhone. Como resultado, perdieron terreno frente a Apple y otros competidores emergentes como Samsung, que abrazaron la innovación disruptiva y se adaptaron rápidamente al cambio de paradigma en la industria de los teléfonos móviles.

 

Superando el Dilema: Estrategias para la Innovación Disruptiva

 

Para superar el dilema de la innovación, las empresas incumbentes deben adoptar estrategias que les permitan explorar nuevas oportunidades de mercado mientras mantienen su posición competitiva en el mercado existente. Para ello, lo más recomendable es que tomen los 4 pilares que veíamos anteriormente, y respondan a una sencilla matriz en la que definan si las innovaciones sostenibles se pueden hacer desde la misma organización, con sus recursos, procesos, valores y estructura actuales o se debe realizar un “spin off” para crear unidades de negocio independientes.

 

Algunas estrategias clave que siempre van a apoyar estos procesos incluyen:

 

1. Fomentar una Cultura de Innovación: Las empresas deben fomentar una cultura que promueva la experimentación, la creatividad y la disposición a correr riesgos.

 

2. Crear Unidades de Negocio Independientes: Establecer unidades de negocio independientes o equipos dedicados a la innovación disruptiva puede permitir a las empresas explorar nuevas ideas sin verse obstaculizadas por las estructuras y procesos existentes.

 

3. Alianzas Estratégicas y Adquisiciones: Colaborar con startups o adquirir empresas innovadoras puede proporcionar a las empresas incumbentes acceso a nuevas tecnologías y conocimientos. Esta estrategia se puede adoptar mediante la colaboración en ecosistemas o mediante la adquisición de empresas, que vendrían a formar unidades de negocio independientes.

 

4. Flexibilidad Organizacional: Las empresas deben ser lo suficientemente flexibles como para adaptarse rápidamente a los cambios en el entorno empresarial y ajustar sus estrategias de innovación en consecuencia.

 

Conclusiones

 

El dilema de la innovación en las empresas incumbentes es un desafío muy complejo que requiere un proceso continuo de enfoque cultural y un análisis sincero de la situación de la empresa. Lo que es un hecho es que más pronto que tarde vamos a tener que ponerlo en práctica, por lo que tenemos que estar muy preparados para saber lo que tenemos que hacer y ver venir la disrupción (que normalmente como hemos visto vendrá desde abajo) para tomar medidas urgentes según la detectemos, respondiendo a la matriz de las 4 preguntas.

 

Clayton Christensen es uno de los profesores que más sabe y ha investigado al respecto por lo que sus teorías son una herramienta extremadamente valiosa para que las empresas puedan estar mejor equipadas para enfrentar este desafío y mantener su relevancia en un mercado en constante evolución.

 

Autor: Maria De Gonzalo, CEO de SmartPulse

 

 

Referencias

 

1. Christensen, C. M., & Raynor, M. E. (2003). The Innovator's Solution: Creating and Sustaining Successful Growth. Harvard Business Press.

 

2. Christensen, C. M. (1997). The Innovator's Dilemma: When New Technologies Cause Great Firms to Fail. Harvard Business Review Press.

 

3. McGrath, R. G., & MacMillan, I. C. (2009). Discovery-driven Growth: A Breakthrough Process to Reduce Risk and Seize Opportunity. Harvard Business Press.

 

4. Rothaermel, F. T. (2015). Strategic Management. McGraw-Hill Education.

 

5. Tidd, J., & Bessant, J. (2018). Managing Innovation: Integrating Technological, Market and Organizational Change. John Wiley & Sons.

15 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page